Los esfuerzos de Big Blue en materia de software de código abierto abarcan desde los fundamentos de la computación cuántica hasta trabajos de más alto nivel como la IA y las simulaciones moleculares.

IBM desveló el miércoles mejoras en el software de computación cuántica que espera que multipliquen por 100 el rendimiento de sus complejas máquinas, un avance que se suma a los progresos de Big Blue en la fabricación de este avanzado hardware informático.

En una hoja de ruta, el gigante de la computación se propuso lanzar en los próximos dos años aplicaciones de computación cuántica que abordarán retos como la inteligencia artificial y los complejos cálculos financieros. Y está abriendo un acceso de programación de bajo nivel que espera que conduzca a una mejor base para esas aplicaciones.

Gran parte del software se escribirá con tecnología de código abierto a la que podrán contribuir y beneficiarse personas ajenas a la empresa, dijo IBM en un comunicado, añadiendo que las mejoras “permitirán multiplicar por 100 la velocidad”.

Los lanzamientos de software de computación cuántica previstos por IBM forman parte de un esfuerzo por ocultar la mayor parte posible de la complejidad de la computación cuántica para la gente corriente. Conseguir que un ordenador cuántico haga un trabajo útil hoy en día es bastante difícil, incluso con especialistas como Zapata Computing y Cambridge Quantum Computing que te llevan de la mano.

El aumento de la velocidad del software podría significar que los trabajos que tardan meses en un ordenador clásico podrían terminarse en unas pocas horas. Eso acercaría a los ordenadores cuánticos a cumplir su potencial de resolver problemas fuera del alcance de las máquinas clásicas.

CONEXIÓN CUÁNTICA
Los fabricantes de ordenadores cuánticos se sienten atraídos por sus posibilidades de avanzar
La investigación en computación cuántica ayuda a IBM a ganar el primer puesto en la carrera de patentes
BMW da los primeros pasos en la revolución de la computación cuántica
IBM se encuentra entre competidores como Google, Intel, Microsoft, IonQ, Rigetti Computing y Honeywell, que compiten por el liderazgo en computación cuántica. Mientras que la tecnología de la computación clásica está relativamente asentada, los ordenadores cuánticos emplean una gran variedad de enfoques. Aún no está claro cuál de ellos prevalecerá cuando la tecnología salga de los laboratorios de investigación y se utilice en el mundo real.

El corazón de los ordenadores cuánticos son los qubits, elementos de almacenamiento y procesamiento de datos que pueden almacenar una combinación de uno y cero. Los ordenadores cuánticos conectan los qubits a través de un fenómeno de física cuántica llamado entrelazamiento que permite a la máquina abarcar un enorme número de posibles soluciones a un problema.

El funcionamiento de un ordenador cuántico consiste en aplicar a los qubits una serie de manipulaciones denominadas puertas. Con una secuencia específica de puertas, llamada circuito, los ordenadores cuánticos pueden realizar cálculos para tareas concretas como la simulación de moléculas o la optimización de la compra de piezas, que BMW está probando en su compleja cadena de suministro.

Fuente: CNET